¿Quieres aprender a tocar un instrumento?

Nuestro centro ofrece a los alumnos/as la posibilidad de aprender a tocar un instrumento de una manera práctica y haciendo música en grupo desde el principio. Las especialidades instrumentales que abarcan nuestras enseñanzas son:

BATERÍA – BAJO – GUITARRA – TECLADOS.


NUESTRO MÉTODO DE ENSEÑANZA:

Se trata de ofrecer, en una misma clase semanal de una hora, una cierta formación en el lenguaje musical, el instrumento y la práctica grupal y  a la vez una actividad lúdica basada en la interpretación de canciones. Dado lo ambicioso de nuestros objetivos, se hace necesario un especial cuidado en el aprovechamiento del tiempo y en la organización de la enseñanza, los contenidos, la coordinación del aprendizaje de los distintos instrumentos… Por esto contamos con una metodología específica que ordena y adapta los contenidos al formato de nuestras clases.

Nuestra metodología trata de conjugar las ventajas de la enseñanza tradicional, que nos ayuda a comprender la música, a leerla y escribirla, con las ventajas que ofrece la manera tradicional de aprender en las músicas populares, usando la memoria y el oído, tocando en grupo,  improvisando…

El nivel de competencia a alcanzar tras el ciclo completo de tres niveles que ofrecemos, sería el de una persona con unos conocimientos musicales de nivel medio, capaz de tocar en grupos de distintos  estilos musicales, y con una base sólida para continuar, en su caso, con unos estudios profesionales. 

Los conocimientos y las habilidades adquiridas permiten, además, utilizar los medios existentes para el auto-aprendizaje o la especialización con un buen nivel de aprovechamiento.  

CONTENIDOS GENERALES:

1. Los distintos tipos de compases. Figuras y silencios. Uso del ritmo, figuras rítmicas habituales según estilos, etc.

2. Lectura y escritura de partituras, tablaturas, guiones de acordes y partes.

3. Acordes de tres y cuatro notas. Otros acordes ocasionales. Tonalidad. Modalidad. El blues y estilos derivados de éste.

4. Técnica del instrumento. Aprendizaje y práctica de técnicas específicas, notas, acordes, ritmos, formas de acompañamiento, etc., propias de cada instrumento y de los distintos estilos musicales.

5.Estudio de las relaciones melodía-armonía como base para la improvisación y la composición. Práctica de la improvisación. Práctica de la improvisación.

6. Uso de los instrumentos y aparatos. Afinación, equilibrio sonoro, búsqueda de un buen sonido.

7. Los diferentes estilos en la música popular moderna. Conocimiento y práctica mediante ejemplos de canciones de estilos diferentes. 

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD Y ALUMNOS CON N.E.E

El formato de nuestras clases obliga a un método bien ordenado y conciso en lo que respecta a los contenidos a tratar en cada momento, pero, de todos modos, tiene en cuenta también que el ritmo de aprendizaje de los alumnos/as es diferente según las cualidades específicas o el nivel de dedicación de cada uno/a. Las unidades didácticas incluyen, trabajando sobre lo mismo (para no frenar el ritmo de la clase o el grupo), opciones diferentes con distintos niveles de dificultad. Además incluyen ejercicios de refuerzo a realizar sólo cuando se considere necesario. 

Se considera alumnos/as con necesidades educativas especiales a aquellos/as que, por la razón que sea, necesitan una adaptación específica de los contenidos o la metodología. En estos casos el ritmo de  superación de unidades y niveles será variable y dependerá de la adaptación realizada para cada alumno/a o grupo.

A la hora de establecer los grupos y los contenidos a tratar por cada uno, se tiene en cuenta el nivel de competencia alcanzado por los alumnos/as, de manera que puedan aprovechar las clases al máximo.

1. Los distintos tipos de compases. Figuras y silencios. Uso del ritmo, figuras rítmicas habituales según estilos, etc.